miércoles, 10 de mayo de 2017

No quiero hacerte daño


Hace ya más de 2 años, exactamente un 30 de diciembre de 2014, a las 6 y 10 de la tarde, me dijiste:
“Yo tampoco quise hacerte sentir mal, pero a veces hacemos cosas que pensamos son las correctas y no nos damos cuenta que herimos a las personas que queremos, obviamente sin querer; tuve una razón para no salir contigo antes, y ahora que lo pienso; siento que fueron muy estúpidos mis motivos...pero de verdad, no es porque no quisiera... si tenía muchas ganas de salir contigo y bueno mis acciones sin querer tuvieron el efecto que menos deseaba…”

Para luego agregar:

“Monse… me gustas, y mucho...solo que quería estar totalmente seguro de lo que siento... por eso no salía contigo, si entendía tus insinuaciones y si tenía tiempo, pero no salía contigo porque quería estar seguro de lo que siento por ti, porque te mereces a alguien que este seguro de lo que siente, es eso, y es lo que he querido decirte desde hace semanas en persona...”

Es cierto, a veces hacemos cosas que pensamos son las correctas, y que con eso evitamos lastimar a la otra persona, pero en realidad lo único que hacemos es ocultarnos bajo la sombra del miedo.
Miedo a lo que tenemos en frente, miedo abrir las alas y ver si ya podemos volar, miedo a fracasar, miedo a pasarla mal, miedo a que no salga como queremos; miedo a vivir…

Mi más tonta excusa  fue decir “no quiero hacerte daño”, y pensar que era mejor así…
¿Y sabes que es lo peor?, que entre no querer hacernos daño, se van pasando los días, meses y años… y nos vamos lastimando peor aún de lo que se supone no queríamos… 
Ojala no quiera el destino, y en uno de esos giros, uno de los dos se suelte de la espiral y acabe muy lejos, tan tan lejos, que quizá ya no puede volver…

Ya cometimos este error antes, y estamos a punto de cometerlo de nuevo…
Solo me queda preguntar ¿en verdad no hemos aprendido nada de nuestros errores del pasado?, ¿en verdad debemos seguir dando vueltas sobre el mismo triste circulo?


Yo no quiero eso, pero como alguna vez me dijiste, yo no puedo sola, debes ayudarme, si te encierras en ti mismo, no podré sacarte de ahí, estas demasiado lejos…está demasiado oscuro…hay demasiados demonios… y algunos son peores que los míos… 

"You gave me reasons to believe that you would do the same for me"


Comentários: