jueves, 11 de mayo de 2017

No quiero hacerte daño


Hace ya más de 2 años, exactamente un 30 de diciembre de 2014, a las 6 y 10 de la tarde, me dijiste: 
“Yo tampoco quise hacerte sentir mal, pero a veces hacemos cosas que pensamos son las correctas y no nos damos cuenta que herimos a las personas que queremos, obviamente sin querer; tuve una razón para no salir contigo antes, y ahora que lo pienso; siento que fueron muy estúpidos mis motivos...pero de verdad, no es porque no quisiera... si tenía muchas ganas de salir contigo y bueno mis acciones sin querer tuvieron el efecto que menos deseaba…”

Para luego agregar:

“Monse… me gustas, y mucho...solo que quería estar totalmente seguro de lo que siento... por eso no salía contigo, si entendía tus insinuaciones y si tenía tiempo, pero no salía contigo porque quería estar seguro de lo que siento por ti, porque te mereces a alguien que este seguro de lo que siente, es eso, y es lo que he querido decirte desde hace semanas en persona...”

Es cierto, a veces hacemos cosas que pensamos son las correctas, y que con eso evitamos lastimar a la otra persona, pero en realidad lo único que hacemos es ocultarnos bajo la sombra del miedo.
Miedo a lo que tenemos en frente, miedo abrir las alas y ver si ya podemos volar, miedo a fracasar, miedo a pasarla mal, miedo a que no salga como queremos; miedo a vivir…

Mi más tonta excusa  fue decir “no quiero hacerte daño”, y pensar que era mejor así…
¿Y sabes que es lo peor?, que entre no querer hacernos daño, se van pasando los días, meses y años… y nos vamos lastimando peor aún de lo que se supone no queríamos… 
Ojala no quiera el destino, y en uno de esos giros, uno de los dos se suelte de la espiral y acabe muy lejos, tan tan lejos, que quizá ya no puede volver…

Ya cometimos este error antes, y estamos a punto de cometerlo de nuevo…
Solo me queda preguntar ¿en verdad no hemos aprendido nada de nuestros errores del pasado?, ¿en verdad debemos seguir dando vueltas sobre el mismo triste circulo?

Yo no quiero eso, pero como alguna vez me dijiste, yo no puedo sola, debes ayudarme, si te encierras en ti mismo, no podré sacarte de ahí, estas demasiado lejos…está demasiado oscuro…hay demasiados demonios… y algunos son peores que los míos… 

"You GAVE ME reasons to believe that you would do the same for me"


miércoles, 10 de mayo de 2017

If I could turn back time



Hace mucho tiempo existía una personita como tú, que cree en el amor eterno, el alma gemela, los hilos rojos que unen nuestro meñique; incapaz de ver todo lo cruel que puede llegar a ser el mundo…

Después de muchas cosas malas, esa personita fue cambiando, y cubriéndose de capas y capas de miedos, de dudas y de desconfianza, pero más que otra cosa, aprendió a protegerse… a no creer a la primera persona que dijera quererla, a ser lejana, esquiva… desconfiada. Yo diría que en realidad con el tiempo se partió en dos… una se quedó con todo y la otra; la otra que simplemente se extravió entre sueños, miedos y desilusiones…

Tú la conociste en la etapa en que se estaba dando esta división…y aunque con el tiempo llego a gustarte la mitad que se quedó con todo, siempre eh pensado que a quien realmente quieres es a la extraviada Ahiteru. Lo eh creído siempre, debido a que ella es como tú, y finalmente son los rezagos de ella los que siempre te han gustado… como se engríe, como sueña despierta, o es calientita cuando se descuida y se olvida las corazas…

El peor de mis miedos era que Aishiteru vuelva y reclame su lugar, y tú… tú lo conseguías con solo media hora de compañía, con una broma, con un beso, con tu mano en una mejilla, con caminar, con conversar… con existir.

Era importante la explicación anterior, porque necesito que entiendas el porqué de todo lo que hice, dije o deje de hacer, con la finalidad de “alejarte” de mi vida.
Es simple alejar a las malas personas, encuentras una cosa mala, y listo, se callan y se van… pero a ti, ¿cómo podría alejarte a ti?

Tu eres el motivo perfecto para que Aishiteru quiera su vida de nuevo, pero ella vuelve y no se da cuenta de nada, no se da cuenta que ambas quedamos expuestas…   
Y es que yo vivo de lo que es ella; si ella es feliz, yo soy invencible, imparable; pero si ella está triste, mi mundo se cae por pedazos… como ahora.


If I could turn back time, If I could find a way,I'd take back those words that hurt you



lunes, 8 de mayo de 2017

Miedos, demonios, suspiros y tiempo...



Los días sin ti saben a frío, saben a le falta algo a mi alma...ese algo al que tantas veces me negué, ese algo al que tanto miedo tuve de volver a sentir.
Tú te vas y mi calma se va contigo, y cuál presagio regresa la angustia, el dolor en el pecho, la nostalgia, el insomnio,los demonios y como no, los inservibles si hubiera...

Si hubiera besado tus labios cada que tuve oportunidad...

Si hubiera aprovechado cada día que pude tocarte, que pude conversar contigo...hoy te hablo y hablo, con la más mínima y tonta excusa y siento solo el frío de tu compromiso a contestarme...

Si hubiera tenido el valor de decirte q insistía tanto en verte ese día, porque estaba lista para decirte que moría de miedo, pero que no quería perder más años sin tí...que no prometía sería perfecta pero que lo intentaría...

Si hubiera tenido el valor de besarte el día de mi cumpleaños, porque en realidad moría por hacerlo, pero tuve vergüenza...quizá no hubiera acabado de congelar tu corazón y sentimientos hacia mi...

Hoy me repito cual mantra que estaremos bien, que todo pasa, que volveremos a ser amigos, que si no pudo ser es por algo... y mil excusas más que mientras más repito, más las odio, porque sé que solo tratan de hacerme sentir mejor...

Odio al tiempo, al destino y a sus trampas, y cada recuerdo que viene a mi cabeza...

Odio saber que te hice daño, y por fin entiendo que me lo merezco.

Perdona este post y su cobardía, perdona la ausencia que se viene, solo espero que entiendas que necesito volver a ser yo...pero esta vez sin ti...



lunes, 28 de marzo de 2016

Resumen de un final




Las cosas cambian, el amor se trasforma,
los errores y las inseguridades se pagan..
Después de tantas peleas, dudas y quejas,
No le queda voz al amor ni para susurrar perdón.

Queda poco por decir, y tanto para recordar,
poco por vivir y tanto por perdonar…
Ya no soy dueña de tus ganas de besar,
Ya no hay locuras que celebrar..

Nudos en la garganta que saben ausencia,
Días extraños de soledad en compañía…
Hay cosas que no se pueden impedir
Sin duda, ya es tarde para mentir
y solo entonces me animo a gritar
que te quiero como se quiere el respirar,
que casi no te das cuenta, pero es vital…


Muero por decir quédate, pero no lo haré...
No quiero que seas mió, 
quiero que seas libre y elijas estar conmigo...

Finalmente solo sé, que ya no dejare huellas de mí en la alfombra
o el cepillo enredado en mi mala cara
ni el egoísmo de sacarte de la cama por una parada…

¿Pretextos para detenerte?
¿Conociéndome como dices conocerme?



Nada que ver con mi perverso favorito...

martes, 30 de diciembre de 2014

Una víctima casi perfecta




Mientras pensaba no me mires así,
Y fingía no entender, ya sabía lo que querías de mí…

     Él sonríe,
     Y no sabe que su sonrisa es su mejor arma (sí que lo sabe).
     Él me besa,
     Y mi alma se enamora.

Mientras beso sus labios,
Y siento sus brazos como una extensión de los míos…

    Él sujeta mi rostro,
    Y comienza asomar el delirio.
    Él descubre mi blusa,
    Y sonrió con maldad ante la espera.

Mientras mi lado salvaje se va armando de coraje,
Y percibo mi desnudez en medio de su calidez…

   Él recorre mi cuerpo,
   Y dudo si fue un error o un acierto.
   Él es deseo,
   Y pensar que solo inicio como un presentimiento.

Mientras me acaricia, lo siento prisionero,
una víctima que cayó en su propio juego…

    Él es miel,
    Un sabor que penetra en la piel.
    Él viene a mí,
    Y yo solo atino a dejarme ir.

Mientras pienso todo esto, me calmo;
Y descubro en mi interior esa dulce comunión entre dos mortales…

"Me besaste esa noche cual si fuera el último día de tu boca...
 Es tu cara de niño y esa risa nerviosa..."